domingo, 23 de noviembre de 2008

MATERIALES RECICLABLES

A continuación se presenta una lista de los diferentes materiales que se pueden reciclar y alguna información extra; son los siguientes:


Papel y cartón: Se obtiene de los árboles, por eso, el reciclado del papel va a evitar que se corten y talen muchos árboles. Se puede reciclar todo tipo de papel y de cartón y para su recogida es importante eliminar cualquier elemento extraño (como por ejemplo, grapas, cintas adhesivas, plásticos..., etc.).


Chatarra y metal: Son el latón (se puede encontrar en material de fontanería como por ejemplo en los grifos del fregadero), el plomo (se puede encontrar en material de fontanería como por ejemplo, las tuberías de una casa), el cobre (se puede encontrar en los cables eléctricos de una casa), el estaño (suelen utilizarlo los fontaneros para soldar) y el aluminio (se suele utilizar en las ventanas de las casas).


Pilas y baterías: Muchas pilas contienen metales muy tóxicos y peligrosos para el medio ambiente, por eso, es tan importante saber que las pilas gastadas que no son recargables se deben echar a los contenedores especiales que existen para la recogida de estos productos en comercios, establecimientos y en las zonas urbanas. O también en un
punto limpio.



Pinturas y aceite: Este tipo de sustancias contienen materiales tóxicos y peligrosos para el hombre, por eso, se debe respetar el siguiente consejo que consiste en no echar a la basura aerosoles, esmaltes, aguarrás, tintes y protectores de madera.






Plásticos: Con el reciclaje de plásticos se reducen residuos disminuyendo su impacto e influencia en el ambiente.



Vidrios: El reciclado de vidrios ahorra energía ya que éste siempre se puede reciclar. Para su recogida se requiere eliminar del vidrio objetos tales como tapones, alambres, etiquetas..., etc. Se obtienen muchos beneficios gracias al reciclaje del vidrio, como, la no extracción de materias primas, el menor consumo de energía y la disminución del volumen de residuos que se deben recoger y eliminar.


Materiales textiles: Lo más extendido consiste en reutilizar estos tejidos en rastrillos de carácter benéfico o en tiendas o en contenedores especiales donde se puede recoger ropa y zapatos como en las tiendas de ropa de segunda mano. Ésta última es una forma de reciclar la ropa aunque no paso por ningún tratamiento específico de reciclado, sino que pasan de unas manos a otras.


Materia orgánica: La materia orgánica de origen doméstico (restos de comida) y la de origen vegetal (césped, ramas...) puede reciclarse y convertirse en material utilizable para el abono de la tierra, para la recuperación del suelo erosionado, desgastado o devastado por el fuego, el viento, las lluvias torrenciales... etc.

APRENDER A RECICLAR




La manera más fácil de aprender a reciclar es aplicar la norma de las tres R: Reducir, Reutilizar y Reciclar.


I. Reduzca

Todo aquello que se compra y consume tiene una relación directa con lo que se bota a la basura. Reducir es consumir racionalmente y evita el derroche:
-Elija los productos con menos envoltorios
-Reduzca el uso de productos tóxicos y contaminantes
-Lleve al mercado una bolsa reutilizable o el carrito
-Disminuya el uso de papel de aluminio
-Limite el consumo de productos de usar y tirar
-Reduzca el consumo de energía y agua
-Cuando vaya de compras intente reflexionar: ¿es realmente necesario?, ¿es o no desechable?, ¿se puede reutilizar, rellenar, retornar o reciclar?


II. Reutilice
Reutilizar consiste en darle la máxima utilidad a las cosas sin necesidad de destruirlas o deshacernos de ellas. De esta forma ahorramos la energía que se hubiera destinado para hacer dicho producto.
Cuantos más objetos reutilicemos, menos basura se producirá y menos recursos agotables "gastaremos":
-Compre líquidos en botellas de vidrio retornables
-Utilice el papel por las dos caras
-Regale la ropa que le ha quedado pequeña
¿por qué destruir algo que nos ha costado tanto trabajo hacer?, ¿por qué tirar algo que todavía sirve?…



III. Recicle

Reciclar consiste en usar los materiales una y otra vez para hacer nuevos productos reduciendo en forma significativa la utilización de nuevas materias primas.

Una persona produce, en promedio un kilo de basura al día. Separar los residuos y dar a cada uno el tratamiento adecuado es la clave de la recuperación.

¿Qué tipo de basura se recicla?

Se recicla todo lo que se puede usar para hacer nuevos productos. Así podemos separar los residuos en:
-Materia orgánica (restos de comidas)
-Papel y cartón
-Vidrio
-Metales (hojalata, aluminio, plomo, zinc, etc)
-Plásticos (polietileno, piliestireno, polipropileno, pvc, etc.)

¿Sabía que al reciclar una tonelada de papel se salvan 17 árboles? ¿Sabía que reciclando una lata de aluminio se ahorra suficiente energía como para hacer funcionar un televisor 3.5 horas?
Reciclar se traduce en:
-Ahorro de energía
-Ahorro de agua potable
-Ahorro de materias primas
-Menor impacto en los ecosistemas y sus recursos naturales
-Ahorro de tiempo, dinero y esfuerzo

CONCEPTO



El reciclaje consiste en la transformación de las formas y presentaciones habituales de los objetos de cartón, papel, latón, vidrio, algunos plásticos y residuos orgánicos, en materias primas que la industria de manufactura puede utilizar de nuevo.
También se refiere al conjunto de actividades que pretenden reutilizar partes de artículos que en su conjunto han llegado al término de su vida útil, pero que admiten un uso adicional para alguno de sus componentes o elementos.
El reciclar es una actividad necesaria para las personas, incluye salubridad y otras acciones.
Al proceso (simple o complejo, dependiendo del material) necesario para disponer de estas partes o elementos, y prepararlos para su nueva utilización, se le conoce como reciclaje.
La producción de mercancías y productos, que hace crecer el consumo y como consecuencia el aumento de desechos de diverso tipo —algunos de los cuales no pueden simplemente acumularse o desecharse, pues representan un peligro real o potencial para la salud—, ha obligado a las sociedades modernas a desarrollar diferentes métodos de tratamiento de tales desechos, con lo que la aplicación del reciclaje encuentra justificación suficiente para ponerse en práctica.
En una visión "eco-lógica" del mundo, el reciclaje es la única medida en el objetivo de la disminución de residuos. Tanto el término como sus actividades se han vuelto de dominio público y se aplican en muchas áreas productivas, económicas, sociales e incluso políticas y humanas.

sábado, 15 de noviembre de 2008

PROCESOS DEL RECICLAJE

RECICLADO PRIMARIO
Consiste en la conversión del desecho plástico en artículos con propiedades físicas y químicas idénticas a las del material original. El reciclaje primario se hace con termoplásticos como PET (Polietileno Tereftalato), PEAD (Polietileno de Alta Densidad), PEBD (Polietileno de Baja Densidad), PP (Polipropileno), PS (Poliestireno), y PVC (Cloruro de Polivinilo).
Procesos del reciclaje primario:
Separación: Los métodos de separación pueden ser clasificados en separación macro, micro y molecular. La macro separación se hace sobre el producto completo usando el reconocimiento óptico del color o la forma. La microseparación puede hacerse por una propiedad física específica: tamaño, peso, densidad, etc.
Granulado: Por medio de un proceso industrial, el plástico se muele y convierte en granulos parecidos a las hojuelas del cereal.
Limpieza: Los plásticos granulados están generalmente contaminados con comida, papel, piedras, polvo, pegamento, de ahí que deben limpiarse primero.
Peletizado: Para esto, el plástico granulado debe fundirse y pasarse a través de un tubo delgado para tomar la forma de spaghetti al enfriarse en un baño de agua. Una vez frío es cortado en pedacitos llamados pellets.

RECICLAJE SECUNDARIO
En este tipo de reciclaje se convierte el plástico en artículos con propiedades que son inferiores a las del polímero original. Ejemplos de estos plásticos recuperados por esta forma son los termoestables o plásticos contaminados. Este proceso elimina la necesidad de separar y limpiar los plásticos, en vez de esto, se mezclan incluyendo tapas de aluminio, papel, polvo, etc, se muelen y funden juntas dentro de un extrusor. Los plásticos pasan por un tubo con una gran abertura hacia un baño de agua y luego son cortados a varias longitudes dependiendo de las especificaciones del cliente.

RECICLAJE TERCIARIO
Este tipo de reciclaje degrada el polímero a compuestos químicos básicos y combustibles. Es diferente a los dos primeros porque involucra además de un cambio físico un cambio químico.
Hoy en día el reciclaje primario cuenta con dos métodos principales. Pirolisis y gasificación. En el primero se recuperan las materias primas de los plásticos, de manera que se puedan rehacer polímeros puros con mejores propiedades y menos contaminación. Y en el segundo, por medio del calentamiento de los plásticos se obtiene gas que puede ser usado para producir electricidad, metanol o amoniaco.

RECICLAJE CUATERNARIO
Consiste en el calentamiento del plástico con el objeto de usar la energía térmica liberada de este proceso para llevar a cabo otros procesos, es decir el plástico es usado como combustible para reciclar energía.
Las ventajas: mucho menos espacio ocupado en los rellenos sanitarios, la recuperación de metales y el manejo de diferentes cantidades de desechos. Sin embargo, algunas de las desventajas son la generación de contaminantes gaseosos.

EL RECICLAJE Y LOS NIÑOS

EL RECICLAJE Y LOS NIÑOS


En los últimos tres años hemos visto un cambio dramático en nuestros países, los cuales de a poquito van entrando en la costumbre de reciclar. Aún nos falta mucho camino por recorrer a este respecto, por lo cual es importantísimo fomentar esta costumbre en nuestros hijos desde pequeños.
Lo mejor es hacerlo de una forma natural y divertida. En vez de darles una terrible aburrida lección sobre porqué es necesario reciclar para salvar nuestro planeta, simplemente acostumbrémoslo a hacerlo de la misma forma como les mostramos que es de buena educación taparse la boca al toser. De esta manera cuando sean más grandes ellos reciclarán de una forma natural, simplemente porque esto es lo que se hacía en casa.

Teatro y títeres para dedos.
Para que el reciclado sea algo divertido, mi idea ha sido reciclar los objetos que íbamos a tirar, convirtiéndolos en juguetes. Esto no sólo es bueno para cuidar el medio ambiente, sino para motivar la imaginación de nuestros hijos.

Los chiquitos pueden ver el potencial de una caja, de un frasquito o de un tarrito. Mi hijita aún no tiene dos años, y sin embargo ha sido ella la promotora de la mayoría de las ideas que les mostraré. Si no me creen, pruébenlo ustedes mismos. Dejen a sus niños solos con una caja, unas tapitas de botella o unos papeles de colores y obsérvenlos jugar. Si pueden hacer que su imaginación viaje tan rápido como la de ellos podrán "ver" lo que ellos están "viendo" en ese "juguete".

Cajas de encaje geométricas
Para darles un ejemplo, cuando mis hijas y yo
viajamos no cargamos con muchos juguetes, ya que esto nos conllevaría a un tremendo exceso de equipaje. Así que jugamos con lo que encontramos. Karin (mi hija mayor) tiende a asociar un juego anterior con uno nuevo. Nosotras habíamos estado jugando mucho con títeres, mayormente con los títeres pequeñitos que te pones en los dedos de las manos. A la hora del baño en el hotel, a falta de juguetitos de goma, le dí para jugar unos tarritos vacíos de shampoo. Al ratito ella se los había puesto en sus deditos y los movía mostrándomelos. Ella acababa de crear sus propios Finger Puppets (títeres para dedos).

Cebrita de corcho.
Siguiendo con su idea, esa semana junté los frasquitos que íbamos terminando, los pinté e hice unos títeres. Cuando se los mostré su carita se llenó de alegría. Me dió la impresión que era por algo más del simple hecho de tener un juguete nuevo. De alguna forma habíamos establecido una comunicación. Mamá entendió el juego que Karin inventó en la bañera, y eso a ella le dió mucha alegría. Fue como si hubiese reconocido de inmediato el juguete. Sin que yo le dijera nada, ella tomó los títeres y se los colocó en sus deditos de la misma forma en la que antes se había colocado los frasquitos.
¿Qué es reciclar?
Reciclar es el proceso mediante el cual productos de desecho, son nuevamente utilizados.
Podemos compararlo al ciclo del agua: El agua se utiliza una vez y otra.
El reciclado de latas de aluminio puede ser un ejemplo de ciclo en el que sus etapas se van repitiendo.

video